Hospital de Quilpué está preparado para realizar trombolisis a pacientes con Accidente Cerebro Vascular

Manejo inicial del ACV puede disminuir o suprimir las secuelas en pacientes que cumplen con los criterios de inclusión

El Accidente Cerebrovascular (ACV) es la segunda causa específica de muerte en Chile, y se estima que, de acuerdo a la población del país, deberían producirse 14.000 infartos cerebrales cada año, cifra que irá en aumento por el consiguiente envejecimiento de la población.

Un ataque cerebral ocurre cuando se altera el flujo de sangre hacia el cerebro. Cuando se presenta un ataque cerebral, un área del cerebro empieza a morir porque deja de recibir el oxígeno y los nutrientes que necesita para funcionar.

El ACV más común es el llamado Accidente cerebrovascular isquémico, causado por un coágulo que bloquea u obstruye un vaso sanguíneo en el cerebro. Aproximadamente el 80% de todos los accidentes cerebrovasculares son isquémicos.

En este contexto, el Hospital de Quilpué realizó una exhaustiva preparación de todos los requerimientos necesarios para implementar el único tratamiento específico aprobado para el manejo agudo del ACV, que es la trombolisis endovenosa.

Así lo explicó la neuróloga del Hospital, Dra. Natalia Silva, quien dijo que el principal objetivo de esta implementación es brindarle a la comunidad la posibilidad de disminuir o eventualmente suprimir las secuelas de un Accidente Cerebro Vascular isquémico por infarto cerebral.

“Queremos brindar la oportunidad al paciente de acceder a una terapia aguda contra el Accidente Cerebrovascular para disminuir la posibilidad de quedar con secuelas” explicó la Dra. Natalia Silva. “Esto representa un gran esfuerzo porque desarrollamos el protocolo, se generó la coordinación con el laboratorio del fármaco, se desarrollaron las capacitaciones para involucrar a toda la comunidad médica, de enfermería, y técnicos paramédicos para que funcione adecuadamente”, expresó la especialista.

El factor tiempo

Es muy importante para llevar a cabo la terapia aguda el establecer con precisión el inicio de síntomas ya que el medicamento es útil en las primeras 4,5 horas de inicio del ACV. El Hospital de Quilpué iniciará la trombolisis endovenosa con una ventana más estrecha de 3 horas desde el inicio de los síntomas hasta lograr la experiencia requerida.

“A partir del primer momento, en el que comienzan los síntomas, es el momento en el que hay que correr al hospital porque ahí se puede pasar el medicamento endovenoso y tratar de disolver el coágulo”, explicó la Dra. Silva.

En ese sentido la especialista identificó los tres principales síntomas del Accidente Cerebrovascular para que la comunidad esté informada y acuda a la Unidad de Emergencia Hospitalaria. “Los síntomas más comunes son la asimetría de la cara, uno de los dos lados de la cara se mueve menos, el paciente la siente extraña y al sonreír se eleva un lado más que el otro; el segundo síntoma es la caída de uno de los brazos, uno hace que la persona extienda los brazos y si no logra mantener uno por más de diez segundos, es también indicio. El tercer síntoma es hablar extraño, como traposo o decir cosas fuera de contexto. Estos síntomas se producen de manera brusca, por eso se le llama Accidente o Ataque cerebrovascular”.

Funcionarios capacitados y protocolo de atención

Para poder implementar la terapia aguda del ACV, la Subdirección Médica en conjunto con las neurólogas Natalia Silva y Viviana Cancino desarrollaron un conjunto de capacitaciones a funcionarios clínicos del establecimiento, especialmente de las unidades mayormente involucradas como Unidad de Emergencia, Unidad de Paciente Crítico, Servicio Médico Quirúrgico II (Medicina).

“Presentamos el protocolo de trombolisis a los funcionarios del hospital, sobre todo a los que van a estar más directamente involucrados. El protocolo indica en qué consiste este tratamiento, qué pacientes cumplen con los criterios de inclusión y exclusión, cual es el objetivo y eso es para involucrar más a los funcionarios” comentó la Dra. Natalia Silva.

Las condiciones para el inicio de esta terapia aguda del Accidente Cerebro Vascular ya están dadas a partir del presente mes de julio, por lo que el equipo del Hospital de Quilpué se encuentra en alerta ante la presencia de algún paciente que lo requiera. En un principio, podrá aplicarse mientras esté el especialista de neurología presente en el establecimiento de salud, es decir en horario hábil, para luego ir avanzando a medida que se logra mayor experiencia.

Prevención del ACV

Si bien hay factores de riesgo no prevenibles, que pueden incidir en la generación de un ACV, como la edad, hay otros factores que sí se pueden prevenir como  la presión arterial alta, la Diabetes, el colesterol alto, el tabaquismo. Evitando estas enfermedades así como fomentando medidas protectoras como tener una alimentación sana y realizar ejercicio periódico se puede prevenir la generación de un Ataque Cerebrovascular.