MPOS PARA EL CHILE QUE VIENE

Art Opinión Fernando Orellana

Efectivamente la convención constituyente, es el drama mayor para quienes han ostentado el poder durante todo el período post invasión Española. Nunca en estas décadas de vida «independiente» el poder ha dejado de estar en muy pocas manos, primeros los Hidalgos españoles que se repartieron el territorio, luego cedieron pedazos de su voracidad a otros tan pillos como los primeros y ya al finalizar el siglo antepasado no quedaba territorio por usurpar. Luego de la Guerra con la confederación Perú Bolivia permitieron otros nuevos potentados, mientras el país nuevamente estaba en su esplendor, a las tropas que habían regresado de la guerra deambulaban por Santiago sin más destino que el bandidaje, las enviaron a «pacificar la araucanía», burdo pretexto para seguir apropiándose de esos terrenos que fue el último y mas preciado botín que ha mantenido al país y a las regiones en la inopia.La derecha hoy se encuentra confundida y sigue culpando a la izquierda o lo que queda de ella por la actual situación política, no pudo controlar al ambicioso Piñera II, no entendió el mensaje de proteger el reinado y si a Piñera lo han tratado de: “arribista, infiltrado en la derecha, torpe, ambicioso y cuanto adjetivos han podido usar”, lo cierto es que les permitía dormir relativamente tranquilos. La derecha siempre mirando de reojo a los gringos no hicieron nada ante la velocidad con que se generaron los actos de repudio al régimen, violencia que naturalmente y no podía ser de otro modo, convocó a otros violentistas con infiltrados de por medio, para generar durante meses una sensación de polaridad, resultado de ello destrozos y gases, ojos mutilados, saqueos y dolor, los saqueos no necesariamente del pueblo iracundo, para ejemplos, baste el lamentable caso del concejal acá en la región…..Naturalmente los presos de la revuelta son sin dudas presos políticos, sus motivaciones son de rechazo a lo establecido y se enfrentaron porque la mayoría no lo hacía, porque el rechazo de políticas impopulares tienen todo tipo de protagonistas, los hay pacíficos y también revoltosos, la pérdida de ojos, detenciones violentas, infiltrados, saqueos generaron un ambiente propicio para el desorden……no era un estado normal y controlado. La torpeza de Piñera de fotografiarse en plena pandemia en la plaza Baquedano, no hizo más que encender la mecha que ya estaba disponible por las condiciones del país. La liberación de estos presos, es un costo (uno de tantos) que deberá pagar este gobierno para con su gente, que en vano miran a USA a ver si les autoriza dar otro golpe de Estado (esa debe ser su preocupación de estos momentos)…pero el país no está para esas aventuras y los nuevos gobernadores regionales, serán actores de un país vigoroso que van a generar condiciones para que esa violencia y desencanto se reordenen en nuestra sociedad de manera fecunda. Un nuevo país se asoma después de tanta injusticia y errores cometidos, los más viejos nos emociona saber que las luchas y sacrificios podrán ser compensados con un país más justo e inclusivo para todas y todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *