El Estado debe Innovar de verdad en la crisis Hídrica

Las desaladoras preparan su «Transantiago» porque nadie hace nada. En su desesperación al no haber agua el tema pasa al Estado, y todos buscan respuestas. Se puede esperar que parte de las Sanitarias no invertirán esperando lo hagan los gobiernos de turno, que pagarán lo que sea para que haya agua en las ciudades, los ciudadanos enojados no permitirán que se suban los precios, así que se pagarán con bonos tipo Transantiago. Aún así, se puede hacer para el consumo humano de las ciudades aumentando el déficit fiscal, ¿Y para la agricultura?. Como los consumos son por lo bajo 10 a 15 veces mayores el país quebraría si el Estado paga la inversión y la operación de estas, en esta condición la agricultura de las zonas en escasez hídrica está en peligro de desaparecer, salvo la de lis grandes agricultores que harán todo por salvarla. En fin, se requiere un cambio de paradigma para enfrentar el problema. Como saben un grupo de profesores de la UTFSM hemos creado una solución para tener agua barata, supone invertir vía Concesiones, romper la lógica sectorial en el aparato del Estado, todos lo encuentran bueno, fantástico, pero nadie hace nada, al final del día todos esperan que llueva, que alguien aparezca con una solución innovadora mágica que baje los precios radicalmente de producir e impulsar el agua. Como no somos una empresa o consorcio privado para empujar nuestra solucion como es el modo de hacerlo en Chile, como se critica que nuestra solución es barata porque considera gastos generales y utilidades de nivel internacional y no los que se cobran en Chile hoy a la minería, al final del día porque somos profesores y no mercaderes, hemos hecho lo que hemos podido. En lo personal estoy un poco cansado de andar golpeando puertas, pero seguiré. Al final del día creo que el país no está acostumbrado a que un profesor universitario insista en cambiar paradigmas a ciertas escalas que supone altos niveles de inversión, ¿Quienes somos nosotros para eso?, Pues nadie. Confieso que a veces pienso que solo debo dedicarme a escribir «papers» de todo lo obrado y vivido, tengo mucho material. Confieso que la actitud de los privados no me sorprende, reaccionan como siempre en Chile, buscando una mayor plusvalía en el corto plazo, pero lo que me deja perplejo es la del Estado, que reconociendo el valor público de la propuesta no hace nada a la fecha, refugiándose en que las regulaciones le impiden hacer algo, en vez de identificar que es lo que tiene que cambiar para que las cosas ocurran y trabajar desde ya en eso. En fin, por el momento, si como el Gatopardo «las cosas cambian para quedar iguales», preparémonos para ser testigos de un nuevo «Transantiago» por el agua de mar a cordillera, a costa del Estado es decir de todos los Chilenos que aportamos ( que cada vez somos menos)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *